Mis escritos


sábado, 18 de marzo de 2017

La pequeña nunca va a entender
por qué le pusieron fin a su inocencia,
acabando con su historia de princesas,
y terminando con esa novela,
que apenas cuatro capítulos tuvo,
pasó a ser solo un relato duro,
un hecho lamentable,
el peor crimen que puede cometer un humano.
Las garras de ese monstruo le arañan la piel,
no entendía cómo aquello podía suceder,
la persona que la debía proteger,
era quien más dañaba su ser.

Y ahora, años después,
comprando la justicia,
alimentando a los corruptos...

Quién lo entendería...

Él se fue pero el daño permanece, nadie lo entiende pero el dolor a veces se hace presente, y no son los recuerdos quienes me castigan, como tampoco es mi mente quien me lastima.
Llevo años, no sé exactamente cuántos aguantando, pocas personas lo saben, fue Internet mi único confidente...
Estuve completamente sola y ahora también, aunque no me quejo, soy yo quien decide callar, miles de sentimientos se mezclan en mí con solo intentar hablar. 
"Sería una prueba más" me digo para mí misma animándome a no seguir presa del silencio pero no pasan ni unos segundos y me contradigo diciendo "pueden decir que no fue él" y nuevamente vuelvo a callar... No sé qué leer, no sé qué investigar, solo quiero saber si valdría la pena hablar.
Tiraba indirectas y ella no entendía por qué me "interesaba" tanto el tema, y yo solo quería llorar...
Di el primer paso, denuncié el abuso, pero lo demás... no tengo el suficiente valor para contarlo todavía...


viernes, 24 de junio de 2016

Un día cualquiera...

Es una mañana cualquiera,
y aún recuerdo esos momentos,
en que mi voz era silenciada,
mi palabra no valía nada...

Es una tarde cualquiera,
sin embargo más parezco recordarlo,
cuando veo a todos reír,
algún día quisiera estar así...

Es una noche cualquiera y
todavía puedo sentir sus manos,
me acarician el cuerpo
y me lastiman el alma.

Es una madrugada cualquiera,
en donde desperté con pesadillas,
quisiera acelerar el tiempo,
pienso con lágrimas en mis mejillas.


viernes, 13 de mayo de 2016

Los niños no mienten

Y quién podría mentir con la realidad,
con un problema que es universal,
que viene desde la antigüedad 
perjudicando así a toda la sociedad.

Los niños vistos como un objeto sexual,
afectando así su integridad física
y sobre todo su salud emocional,
perdiendo su inocencia a temprana edad.

Ningún niño podría inventar
que un ser cercano a su entorno
familiar o social ha intentado lastimar
su frágil cuerpo con perversión y maldad.

Los niños carecen de crueldad,
no tienen suficiente madurez mental
para poder imaginar y crear
un acto de abuso sexual. 

Cuando ellos deciden hablar,
es porque dicen la verdad,
y este acto tan abominable 
jamás debe quedar en la impunidad.

viernes, 6 de mayo de 2016

La bestia

El terror invade la mente de la pequeña cuando escucha los pasos de su padre acercándose a su habitación.
La puerta se abre, todo está oscuro pero no lo suficiente, la luz de la luna refleja su silueta. Todo parece más grande y tenebroso cuando la inocencia se mantiene con vida.
Las sábanas no la protegen de los monstruos reales, gritar de nada le serviría, parece estar dormida y su indefenso cuerpo, desearía estar sin vida.

El corazón comienza a palpitar más rápido por el temor, es como ver una película de terror en la que la protagonista es ella, sin salida y sin final, como un video en reproducción, cada día vuelve a pasar...

Y a veces lo intenta, pero él tiene más fuerza; qué podría hacer la pequeña para defenderse de semejante bestia.

Pero el tiempo pasa, los años avanzan... la niña crece y el miedo se desvanece...
El monstruo ya no puede silenciar su voz, nadie puede callar su verdad...

viernes, 29 de abril de 2016

Cuando cae la oscuridad

El sol se esconde, el monstruo regresa de un largo día de trabajo. Sofocado, cansado, necesita de unos besos para estar más relajado.
Pero no va con mamá. Sigue de largo y entra a mi habitación.
Mi voz se apaga y mi cuerpo no tiene fuerza. Esto ya había pasado antes, sé lo que debo hacer.
Lo veo arriba mío y me besa en los labios, volteo mi rostro por impulso y más parece gustarle el ver que no soporto lo que me hace.

Miro sus anteojos, miro su cinturón y cierro los ojos, me concentro en los objetos así no siento tanto dolor, objetos que años después siguen anegando mi rostro de lágrimas porque vuelvo a experimentar todo una vez más
No sé cuánto dura, no sé qué hora es, lo único que sé es que no es la primera vez y tampoco será la última, no tengo que decir nada, eso ya lo sé.
Él se pone la ropa que tiró al suelo y me cambia a mí también, me mira y me pregunta como si nada hubiese pasado: "¿vos todo bien?"

viernes, 1 de abril de 2016

Volver al cielo

Tu voz me roba la sonrisa, convierte mis sueños en pesadillas.
Tu silueta me llena de miedos y comienzo a temblar, mi rostro se anega de lágrimas.

Ángel echado del cielo, es el infierno el que te espera pero sos por ahora un habitante más de la tierra, un simple demonio atrapado en un cuerpo humano.

Niña con ojos color miel, vestida de blanco reflejando la pureza de su alma y con el pelo rizado, es por su sangre que hoy su corazón se encuentra lastimado.
Hija de Dios, protegida por ángeles e iluminada por el sol.
Dios deposita toda su fe en la pequeña y la llena de fortaleza para que pueda ganar esta pelea, lucha hasta morir, fallece por su padre y es su sangre quien le dio la vida, la misma que hoy le arrebata. Cierra los ojos y espera, el paraíso está cerca junto a la vida eterna.



Regresar a la inocencia

Asesino de almas,
me robaste lo más sagrado,
lo más preciado,
me arrebataste la infancia.

Quisiera regresar a la inocencia,
mi corazón estaba anegado de pureza,
hasta que tuve que formar parte
de tus acciones más perversas. 

Es el dolor del secreto,
gritar en silencio y
callar este sufrimiento,
lo que me destruye por dentro.

Entrabas por las noches
en un estado endemoniado y 
entre caricias y besos forzados,
fue que perdí lo más sagrado.


sábado, 19 de diciembre de 2015

Niña valiente

 Niña valiente, luchadora de la vida, gritale al mundo quién te causó esa herida.
Niña valiente, luchadora de la vida, ¿por qué las lágrimas caen por tu mejilla?

No tengas miedo, angelito de Dios, abrí las alas y volá lejos del abusador. 
El miedo, la vergüenza y la culpa lograron callar tu voz, gritás pero simplemente las palabras deciden no salir... 

Te arrebataron la alegría, te robaron la inocencia de la forma más cruel. Te duele el cuerpo, sangra tu herida pero el dolor que te causó jamás cicatriza... 
Pedís ayuda a gritos, hablás mediante los dibujos... pero nadie parece entender el lenguaje del silencio.

Niña valiente, luchadora de la vida, ¿por qué es papá quien te lastima? 


Y fue él...

Y era él...
quien te debía cuidar,
el primero en lastimarte sin piedad,
Lo viste como una complicidad,
un juego entre los dos,
algo que debías callar.
El monstruo silencia tu voz,
calla tu verdad,
mientras poco a poco te roba la felicidad.
La inocencia se esparce,
se aleja como el polvo en el aire,
noche tras noche se aleja más,
y tal vez nunca la puedas recuperar...
Y fue por él, que conociste el dolor,
fue tu propio padre
quien la alegría te arrebató...


sábado, 14 de noviembre de 2015

Morí en sus manos

 Moriría en sus manos ese día, después de lo ocurrido nada volvería a ser como antes, algo dentro de mí habría muerto pero sería muy joven para entenderlo.
Mi mundo se derrumbaría y a partir de eso mi vida habría cambiado por completo.
Sonreiría solo en fotos y mis fantasías más macabras las guardaría como guardaba ese sucio secreto.
Una niña tierna, cariñosa y amable por fuera pero, ¿alguien me conocía de verdad?
¿Por qué nadie se asomó a ver a qué jugaba al encerrarme en mi habitación?
"Quiero crecer y tener hijos solo para tratarlos de la misma forma" decía siendo apenas una niña.
No eran solo dibujos, no eran solo juegos, contaba mi vida, pedía ayuda a gritos pero nadie supo escucharme.

Pero el tiempo pasó, ya no hay nada por hacer...

viernes, 13 de noviembre de 2015

Muñeca de trapo

Los pasos de su padre se aceleran, la puerta se abre y mira a la niña, sonríe sarcásticamente y se acerca.
La pequeña está sola, sentada en su cama esperando a que su propio padre cometa con ella el crimen más perverso que pueda existir.
Besos forzados, caricias con perversión, respiración agitada, todo su mundo parece derrumbarse en cuestión de segundos.

Le reza a un Dios al que nunca conoció, una mano le opaca los gritos y silencia sus sollozos. La niña piensa que todo acabará ahí, no es su padre, se niega a creer que esto es la realidad, mañana será otro día y todo habrá quedado en el pasado... nunca le había pasado eso... tal vez lo estaba soñando... lo tiene que olvidar, se niega a recordar.


Pero su padre vuelve a la noche siguiente...

Y ya no grita, porque no tiene voz
Y ya no llora, porque no tiene lágrimas,
Y ya no pide ayuda, porque nadie la escucha.
Y ya no reza, porque Dios no le responde.
Y ya no le duele, porque es inmune al dolor.
Y ya no tiene miedo, porque ya se acostumbró.


viernes, 21 de agosto de 2015

No es un cuento de hadas

 Sus garras acarician mi cuerpo, el monstruo está cerca y lo presiento, mas no puedo detenerlo.
Abusa de su poder y tratarme de defender es como empujar una pared.
Cierro los ojos e imagino el paraíso, Dios está cerca, puedo sentirlo.
Anestesiar mi cuerpo... es lo único que deseo, ser inmune al dolor.
No quiero oír sus palabras, no quiero escuchar sus amenazas.
Esto no es un cuento de hadas, el final no es como lo esperabas... "y vivieron felices por siempre..." La maldad triunfó en esta trágica historia de terror.
La malicia se apoderó de mi mundo de fantasía y la inocencia perdida quedó enterrada y olvidada. Solo mi almohada sabe y entiende mis sollozos de madrugada...

miércoles, 12 de agosto de 2015

Gritos sin voz

Las horas pasan... el reloj avanza... pero en mi mente todo logra detenerse, lo que para todos son minutos para mí son horas. Cierro los ojos e intento anestesiar mi cuerpo para no sentir más dolor.
Me aprieta el cuello, siento que me falta el aire... pero sigo sin moverme, le pido por dentro a Dios que me ayude. Es inútil enfrentarme a mi agresor, él es fuerte, yo soy débil... él es grande, yo soy pequeña... ¿qué podría hacer?
El miedo me paraliza y me deja inmóvil, solo deseo que el tiempo pase y que el monstruo por fin se vaya... 
Invento un mundo de fantasía en mi mente, sueño que tengo lo que siempre quise tener, imagino que sus perversiones son simples demostraciones de amor, me niego a creer que mi propio padre me ve como a una mujer siendo que solo soy una niña... 

 ¿Por qué papá me hace daño? Él tendría que ser mi héroe... debería protegerme de las personas malas y no ser como ellas... quisiera sentirme protegida estando a su lado pero cuando estoy con él es cuando más miedo tengo... Sus besos deberían ser con un sincero amor de padre y no con perversión...
Recuerdo su mirada y un dolor en el pecho hace que comience a llorar, un simple recuerdo hace que mi mundo se derrumbe, me quedo encerrada en un laberinto de dudas y no encuentro la salida...  
Deseo que todo esto acabe, que termine de una vez... me siento culpable, sucia, herida, ingenua, engañada, y aunque escribiera mil palabras, nada podría explicar cómo me siento en estos momentos. 

domingo, 19 de julio de 2015

Fantasmas del pasado

 "Son historias que pasan, pasan desapercibidas..." 

La niña se arrodilla en su habitación y juntando las manos le pide a Dios que por favor todo termine, segundos después se echa a llorar y abrazando a la almohada se pregunta por qué le tiene que pasar eso a ella. No piensa en el dolor físico sino en el daño emocional que el abuso le está causando, la traición de la persona que más debería amarla la consume por dentro.
Se deja acariciar por su agresor mientras pide por dentro tener algún día más fuerza que él.
El miedo la paraliza y le impide reaccionar, le teme a su mirada tan agresiva y a sus enormes manos capaz de tirarla al suelo con un solo golpe.

Se siente más pequeña que nunca, quiere salir corriendo, rebelarse y decirle que no, pero el temor la vuelve a dejar inmóvil. Comienza a temblar con solo escuchar su voz, baja la mirada al sentirse observada y se queda callada al darse cuenta de que su abusador se encuentra ahí.
Todo cambiaría si alguien pudiera entender el lenguaje del silencio, si tan solo una persona decidiera ver más allá de su sonrisa, mirarla a los ojos y darse cuenta de cuántas lágrimas ha derramado en soledad...

miércoles, 15 de julio de 2015

El monstruo de mi casa

Mirada llena de inocencia,
ojos anegados de tristeza, 
almohada empapada 
por las lágrimas derramadas. 

Y ella permanece callada,
sumisa como cada día,
con su sonrisa fingida
y la mirada perdida.

Y ahí estaba él,
mirándola con malicia,
pero en su mundo de fantasía
la perversión no existía.

Es tan solo una niña
y ya le arrebataron
lo único que tenía,
le robaron la alegría. 

Sus muñecas olvidadas
permanecen encerradas
al igual que su alma
que continúa encadenada. 


domingo, 12 de julio de 2015

Y mi mundo se derrumba

 Aún recuerdo tus palabras, tus amenazas... las veces en las que te pedía que por favor pararas pero parecías no oírme.
Eran gritos sin voz, lágrimas secas, heridas invisibles... sonrisas fingidas...
Pasan los años y lo sigo recordando como si todo esto hubiese pasado ayer, no hay un día en el que no pase por mi mente la palabra "incesto".
Nadie parece estar ahí cuando siento que mi mundo se empieza a derrumbar, automáticamente me convierto en la sombra que siempre fui.
Pienso en otra cosa pero a los minutos algo me recuerda a mi agresor... un aroma, un comentario, un sonido, una caricia sin maldad...

Paso de tener bronca a sentir una inmensa tristeza, me siento gigante y pequeña a la vez. No quiero que me vean, bajo la mirada cada vez que siento que me están observando, quiero que me abracen y a los dos segundos deseo que nadie se me acerque.

Siento que mi agresor puede aparecer en cualquier momento, hace tiempo no puedo caminar por las calles sin pensar en que podría estar ahí, observándome con su mirada llena de malicia y odio, sé que le molesta que haya dejado de "obedecerlo" pero ya no aguantaba más.
La soledad me está matando...

Cada día me hago más daño, tanto o más que mi abusador...

domingo, 5 de julio de 2015

Lenguaje del silencio

 Mirada... una triste mirada,
anegada de lágrimas...
Muchos no saben,
lo que esos ojos vieron
muchos no saben,
lo que esos ojos lloraron,
Mirada... es una mirada de miedo,
de un dolor que fue guardado por años,
de un secreto que le parte el alma...
Mirada... y unos ojos te miran,
mientras te piden ayuda,
y te suplican que puedas entender
el lenguaje del silencio...
Y quisiera quedarse ciega,
para no ver más injusticias,
las pupilas se llenan de culpa,
por no hacer nada,
y solo quedarse viendo.
Y cerrando los ojos
quiere ver otra realidad,
pero así todo es más negro
al menos al abrirlos
puede ver los colores de la vida...


domingo, 28 de junio de 2015

Niña interior

 Cierra los ojos e imagina que vuelves a la niñez, esa etapa tan dolorosa de tu vida, en donde el abuso espantaba tus sueños más inocentes... puedes ver a la niña que solías ser arrinconada en su cuarto llorando, abrazando a sus peluches con temor. Está sola, desprotegida, confundida...
No entiende lo que acaba de pasar, su agresor dice que no diga nada y no sabe por qué está pasando todo eso.

Nadie escucha sus sollozos en plena madrugada, nadie ve su tristeza en los ojos, se siente invisible... quiere gritar pero un nudo en la garganta le impide hablar.

Lleva consigo una carga que ningún niño debería tener, le cortaron las alas antes de haber aprendido a volar.
Ponte a la altura de esa niña que llora desconsoladamente y mírala a los ojos, quítale el cabello del rostro y limpia sus lágrimas, sonríele, demuéstrale que no la vas a lastimar. Eres su única esperanza, no le eches la culpa tú también.
¿Serías capaz de mirar a una niña que ha sido abusada sexualmente a los ojos y decirle que es culpable? ¿no? entonces no lo hagas contigo...
Regresa a ese pasado que tanto daño te hace en el presente para poder sanar, no intentes olvidar ya que las secuelas seguirán estando, los ataques de pánico no se irán con olvidar el abuso como tampoco el temor a ciertas cosas que te marcaron tiempo atrás.

Cuida de tu niña interior, no la juzgues por no haber hablado, no le eches la culpa. Enséñale a amar, ambas podrán ir sanando poco a poco...

sábado, 27 de junio de 2015

2003-2004

Todavía era de día,
y como toda niña,
reía y corría
sintiendo cómo el viento
soplaba en mi mejilla.
Todos admiraban
mi eterna alegría.
Pero todo terminó ese día,
un ladrón me robó la sonrisa,
me robó la inocencia
dejándome indefensa. 
Miraba de reojo a mi agresor,
y en mi pupila se veía el temor,
es una realidad oscura,
una eterna lucha,
por la que tengo que pasar
sin tener armas para pelear.
Y es que todavía soy una niña,
perdí lo más valioso sin darme cuenta,
me robaron la inocencia, 
y eso no se recupera...

domingo, 21 de junio de 2015

Monstruo

 Es apenas una niña, y es eso lo que le gusta, su inocencia, la pureza de su alma, su risa infantil, sus ojos llenos de dulzura...
La pequeña no entiende el significado de la palabra "perversión", para ella solo es un sincero amor entre padre e hija, ¿cómo va a saber que todo eso está mal?
Las personas que se quieren saben guardar los secretos, no se traicionan, ¿no?
Espera la comprensión de la persona que más debería amarla pero solo la juzga y piensa qué decir para poder defender nuevamente al agresor.

La niña grita en silencio, finge dormir, quiere salir del cuerpo y no sentir nada, se imagina el paraíso... la almohada se empapa de lágrimas...
No se lo puede sacar de encima, cuanto más se resiste más agresivo se pone, tiene las marcas de sus manos sobre su cuello y la cara roja debido a los besos forzados. Se mira en el espejo, se peina, cubre las marcas con su largo cabello y nuevamente finge sonreír...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario